Cómo escoger una freidora de gas para tu restaurante

10 de febrero, 2022 • 12 minutos

Juan Antonio García
Juan Antonio García
Redactor especializado en contenidos sobre negocios, marketing digital, tecnología y tendencias de la industria gastronómica para Poster.

Si estás pensando sobre que se necesita para poner un restaurante, (aún siendo el más pequeño, o incluso un food truck), existe 80% de probabilidades de que dentro de los distintos tipos de cocina en un restaurante se encuentre una freidora de gas; y es que se trata de un equipamiento imprescindible en cualquier cocina comercial.

El software de gestión para tu restaurante

Poster POS

Poster te ofrece todas las herramientas que necesitas para modernizar tu negocio

Poster POS

Entonces, si estás pensando en abrir tu propio restaurante, es casi seguro que necesitarás una freidora de gas (o una freidora industrial de gas) Pero, ¿sabes cómo elegir la correcta? La freidora de gas es uno de los elementos esenciales del equipamiento para cocinas industriales, y es por esto que te recomendamos informarte antes de realizar tu primera compra.

En el mundo del emprendimiento (sobre todo en el gastronómico) debes apostar a la rentabilidad desde el día en el que pones tu idea sobre la mesa. El nombre, el concepto, el menú y hasta el último utensilio que vas a necesitar, mucho más cuando se trata de equipos tan grandes y costosos que se llevarán gran parte de tu presupuesto. A continuación te dejamos un par de ejemplos planteados en el blog de Poster software punto de venta sobre cómo tomar este tipo de decisiones:

Elige tus máquinas para cafetería y emprende con tu café en 2022

Cómo elegir hornos para panadería en 5 pasos

Ahora te invitamos a que sigas leyendo y conozcas paso a paso todas las variables que pueden influir al momento de tomar la decisión más acertada si de freidoras a gas se trata.

¿Qué es una freidora de gas?

Una freidora de gas es, como su nombre lo dice, un equipo de cocina especialmente diseñado para «freír» alimentos en abundante aceite. Una freidora para restaurante es de los equipos que más destaca en el rubro gastronómico, incluso podría decirse que es esencial porque parte de sus ventajas es la rápida cocción de los platos, una característica que optimiza el rendimiento del servicio y por ende, asegura parte del éxito de tu restaurante.

Si estás aquí es porque tienes una noción sobre la «definición» de este equipamiento de cocina; sin embargo, ¿por qué no dejarlo claro? Al final del día mientras más información obtengas, más sencilla y acertada será tu decisión.

Freidora de gas vs freidora eléctrica: ¿Cuál es la mejor?

Al iniciar la búsqueda de una freidora profesional para tu restaurante, vas a toparte con una variedad muy amplia y entre ellas, encontrarás alternativas eléctricas. Si buscas en internet algunas características podrían hacerte pensar que da lo mismo, al fin y al cabo ambas «freirán las papas» de tus comensales, incluso te vas a encontrar con imágenes de freidoras industriales idénticas; sin embargo, cada característica y función podría afectar la forma en que se adapta a su cocina e incluso cómo resulta tu servicio y, a la larga, el éxito de tu restaurante.

La mayor diferencia que vas a encontrar entre la variedad de freidoras son: las de gas y las eléctricas, esto te llevará a la siguiente pregunta ¿cuál es la mejor para tu restaurante?

  • La freidora industrial de gas: se trata de una freidora que, como su nombre lo indica, funciona con gas propano y su mayor ventaja es la rapidez con la que se caliente el aceite y por ende, ofrece un mayor rendimiento.

  • Freidora eléctrica: aunque son más sencillas de instalar y transportar, consumen más energía y tardan un poco más en calentar el aceite.

Para resumir, las freidoras eléctricas funcionarán con el sistema eléctrico de tu restaurante, mientras que una freidora de gas se conectará a la línea de gas. Esta diferencia en torno a la fuente de energía que utiliza cada freidora es la que realmente marca una diferencia y que dependerá del uso que tengas pensado. En este caso, enfocandonos en el uso de una freidora industrial o comercial es importante considerar:

  1. La eficiencia: la eficiencia de la cocina debe ser clave en tu restaurante y en este debate, es importante tener en cuenta que debido a sus características y su fuente de energía, una freidora de gas es capaz de calentar el aceite con mayor velocidad alcanzado las de temperaturas más altas para una rápida cocción. Por su lado, las eléctricas tardan un poco más de tiempo en alcanzar los grados celsius necesarios.

  2. Facilidad de uso: en este reglón, una freidora eléctrica se gana el premio. Sus características las hacen más fáciles de instalar y de usar, incluso se consideran «más seguras».

  3. Limpieza y mantenimiento: cuando se trata de una cocina la limpieza debe ser diaria y la pulcritud debe ser la protagonista. En el caso de las freidoras, sin duda una freidora de gas requiere un mayor tiempo de limpieza mientras que una eléctrica no llega a quemar el aceite porque no alcanza temperaturas tan altas, por ende genera menos residuos.

Si te dejamos con estos tres factores a considerar, podrías quedarte con la idea de que una idea de que una freidora eléctrica es una mejor opción, pero es necesario que te preguntes ¿Cuándo es necesaria una freidora de gas?

Cuando tienes un restaurante que saca cientos de platillos diarios, necesitas eficiencia y rapidez dentro de tu servicio ¿o no? Por eso, ahora considera:

  • Qué tipos de alimentos se van a cocinar

  • Con qué rapidez necesitarás despachar cada plato

  • La cantidad de platillos por servicio

Freidora de gas: la ganadora

Si estableciste que tu plan es un restaurante, necesitas equipos industriales que soporten la capacidad de un servicio y que te brinden eficiencia en la cocina permitiéndote preparar grandes cantidades de comida sin disminuir la calidad de tus platos. Tomando en cuenta esto, más los factores mencionados anteriormente, una freidora de gas es la mejor opción y te vamos a explicar el porqué enumerando sus ventajas:

  1. El gas funciona más rápido que la electricidad permitiendo que una freidora con esta fuente de energía alcance la temperatura ideal para convertirse en esa freidora de papas crujientes en menos de 3 minutos.

  2. Una freidora de gas es una gran aliada para ahorrar en tus costos de energía. En México las tarifas de los servicios (gas y electricidad) suelen ser elevadas y varían de acuerdo a la zona donde esté ubicado tu restaurante. En este sentido, si el gas calienta más rápido el aceite, los costos de usar una freidora a gas podrían ser mucho más bajos que una freidora eléctrica, en proporción directa al costo del gas y la electricidad.

  3. El uso del gas hace que sea mucho más fácil para los cocineros de tu restaurante realizar cambios rápidos en la temperatura de su aceite. Es decir, si un miembro del staff está friendo un alimento en una temperatura baja y lo sirve, inmediatamente puede poner en la freidora otro alimento y subir la temperatura ya que el gas permitirá un cambio elevando los grados celsius con mayor velocidad ¿qué significa esto? Que tu equipo podrá sacar platos con mayor rapidez sin esperar un largo periodo de tiempo para que el aceite se caliente.

  4. Debido a que no necesitan mecanismos electrónicos, las freidoras de gas son menos costosas que una eléctrica. Hay una amplia variedad de freidoras de gas económicas que puedes considerar, por ejemplo, una freidora de acero inoxidable, una freidora con termostato incluso o una freidora de gas sencilla, lo importante es que siempre tengas en cuenta que la calidad es primordial en estos casos.

  5. Las freidoras de gas tienen una mayor capacidad, incluso, algunos fabricantes ofrecen freidoras de gas comerciales que pueden contener casi 130 libras.

Con una freidora de gas lograrás aumentar la velocidad y eficiencia de tu cocina brindando un mejor servicio, y al mismo tiempo podrás reducir el costo de tus servicios. Ambas ventajas te conducirán hacia la rentabilidad de tu negocio obteniendo mayores ingresos, mientras que facilitas el trabajo de tu equipo y ofreces platos de alta calidad.

Como te comentamos al inicio de este artículo, cuando emprendes un negocio debes pensar desde día uno en la rentabilidad de tu negocio y sin duda, elegir una freidora de gas te llevará por este camino. En este punto, tienes que saber que tiene opciones para monitorear y administrar tu restaurante, con la ayuda de nuestra tecnología de inventario en punto de venta para restaurantes.

Tipos de freidoras de gas y sus precios

En términos generales puedes encontrarlas las freidoras de gas en dos formas:

  • Freidora de gas de mueble: este modelo de freidora está diseñado para cocinas modulares y requiere un espacio específico dentro de ellas. Es importante tomar en cuenta colocarla junto a otros equipos de calor como, por ejemplo, la campana de extracción. Por último, pero no menos importante, alejala a toda costa de tus equipos de frío, así te cubres las espaldas y cuidas la vida útil de todo tu mobiliario.

  • Freidora a gas de sobremesa: este tipo de diseño suele ocupar menos espacio debido a que son modelos compactos que van sobre mesas de acero inoxidable. A diferencia de la freidora de gas, sin duda ocupan menos espacio; sin embargo, su capacidad es menor. Normalmente son adquiridas para negocios ambulantes, foodtrucks, etc.

En cualquiera de los casos puedes elegir una freidora doble de gas, ¿qué quiere decir esto? Significa que cuenta con dos cestas a diferencia de una freidora de gas sencilla y sin duda, en un restaurante cocinar dos alimentos diferentes al mismo tiempo es una ventaja que no se negocia.

Te recomendamos checar con expertos (si tienes dudas) cómo conectar una freidora de gas en tu restaurante. Se trata de una instalación de sumo cuidado debido a que funciona con gas propano y un error en la instalación podría terminar en desastre.

¿Cuánto cuesta una freidora de gas?

Como cualquier otro equipamiento de tu restaurante, el precio de una freidora a gas varía de acuerdo a diferentes factores. La capacidad, el tipo, el material con el que está fabricado y además el sinfín de marcas de freidoras a gas que hay en el mercado. Es por esto que es imporante, que tengas en cuenta su coste cuando estés preparando tu proyecto de restaurante.

Los precios de una freidora de 10 litros a gas, por ejemplo, pueden variar entre los $20.000 MXN y $30.000 MXN. También puedes adquirir freidoras de gas usadas en buen estado, lo importante es que funcionen perfectamente.

Si buscas economía para cuidar tu presupuesto, las eléctricas son la mejor opción; sin embargo, si se trata de un restaurante tu apuesta (como ya lo mencionamos) debe ser una de gas.

En términos generales, las freidoras de gas poseen una mayor resistencia a las altas temperaturas y están hechas de materiales de calidad como el acero inoxidable, perfectas para tener una vida útil larga y poner a valer tu negocio

¿Qué sigue?

Si llegaste hasta acá ya debes tener una idea clara sobre cómo elegir la mejor freidora de gas para tu negocio, por eso te recomendamos:

1. Pide la opinión y asesoramiento a expertos o miembros del gremio gastronómico sobre la freidora que más te gusta. No olvides que se trata de una gran inversión y debes apostar a la economía sin dejar a un lado la calidad.

2. Comparte este artículo en tus redes sociales y checa las opiniones, experiencias y valoraciones de los demás sobre las freidoras de gas.

3. Visita nuestro blog y encuentra más información sobre todo lo necesario para abrir y administrar un restaurante.

Recursos Relacionados

Suscríbete a nuestro boletín

Consejos útiles, artículos y webinars sobre el sector gastronómico

Compruebe la dirección de correo electrónico que ha escrito

© Poster POS Inc, 2024Restaurant Automation Limited, KWAI FONG, Kwai Tsing District, Kwai Chung Town, New Territories, HONG KONG
Software de punto de venta en la nube